LAVADO DE ALFOMBRAS

La belleza y la vida de una alfombra, tapizado o carpeta dependen del cuidado que se le brinde. La aspiración no solo mejora la apariencia de la alfombra sino que también ayuda a remover las partículas de suciedad que causan el deterioro de la misma. Aunque el cuidado comienza con una aspiración regular, 3 a 4 veces por semana, es necesaria una limpieza periódica. La limpieza húmeda es necesaria para eliminar ácaros, aceites, grasas y tierra que se adhiere a la superficie de las fibras. Sin embargo las alfombras no se lavan solo por apariencia, también se lavan por motivos de salud. Por este motivo en todos nuestros trabajos aplicamos germicidas y productos de 1º calidad.

Contáctenos
close slider